Periodista de TVN en Bachillerato

Oct
8
2018

Una amena charla con estudiantes del Programa Bachillerato de la universidad, que participan en Embajadores de la Paz 2018,  sostuvo la periodista de Televisión Nacional, Andrea Aristegui, quien entregó su visión personal acerca cómo el ejercicio profesional y los medios de comunicación contribuyen a la construcción de la Paz, en su visita reciente a la Universidad.

La destacada profesional, se refirió a la objetividad periodística como un tema presente en la profesión y que implica contar con cierta independencia para tomar decisiones  que posibiliten acercarse a la verdad de los hechos cuando es posible trabajar con cierta independencia, sin transformarse en instrumento del periodismo. “Desde el punto de vista  editorial de un medio resulta imposible ser totalmente objetivos, sí podemos realizar un trabajo reflejo de la verdad.”

Comentó, desde su punto de vista, que el periodismo además de vocación implica compromiso con ciertos valores básicos, desde donde sí se puede acercar a una construcción de la paz, cuidando de no transformarse en mero espectador.

“La objetividad periodística que busca la verdad va a tener un sesgo desde el punto de vista editorial de los medios y siempre y cuando hagamos un trabajo reflejo de la verdad, con cierta independencia, podemos acercarnos a esa construcción de la paz y ser agentes de paz en una búsqueda de la verdad con compromisos éticos que permitan una cercanía adecuada”

Al respecto, señaló que la formación del periodista y el ejercicio profesional  muchas veces no permiten darse tiempos para reflexionar sobre cómo acercarse a la verdad con un compromiso profundo ante la sociedad. En esto, los avances tecnológicos, en particular las redes sociales hacen cada vez más difícil saber si la información que entregan es cierta. Por otro lado, en escenarios más extremos de violencia o guerra en que el profesional pudiera  comprometerse con una construcción para la paz,  se corre el riesgo que se transforme en un periodismo instrumento para la guerra o la violencia social.

Asimismo, se refirió a la sobrevaloración de la noticia, sobre hechos  que impactan por la violencia (caso de los robos de autos) en que  afectan a la sociedad, pero en la medida que tengamos una mayor cantidad de fuentes y voces para llegar a la verdad, dando voz a otros que normalmente no la tienen, puede ser un primer acercamiento a esa construcción de la paz.

“En general, los medios no están dispuestos a destinar más personas y recursos por una investigación más profunda que sería un mayor acercamiento.  Esto es posible en el periodismo investigativo, que existe”.

Destacó que  los datos objetivos son importantes, también son relevantes las emociones que hacen que el periodista se conecte con la noticia. Es buena esa empatía para llegar al público, con  “compromiso de ciertos valores”.

Reflexionar sobre cómo hacer para que una noticia sea más entretenida capte público y no distorsione, es una obligación del profesional. Esto es preguntarse “de qué manera contar la historia de  la mejor forma posible, lo más cercano a la realidad y buscar  que sorprenda”

Los medios de comunicación actúan como agentes de cambio fundamental en la sociedad. Se puede influir para bien o para mal. En el camino de buscar la verdad muchos profesionales han muerto por ese compromiso.

 “En esta profesión debe haber un compromiso con la verdad y los valores básicos, manteniendo un eje de manera adecuada;  estudiar los contextos en que se hacen o pasan las cosas: Reflexionar. Hay temas pendientes desde las escuelas de periodismo para que se formen profesionales sobre temas como éste. Tampoco, en el ejercicio profesional  se tiene el tiempo para esa reflexión. Esta es una tarea o desafío compartido. Las redes sociales como fuente de información válida o confiable no son totalmente posible y se hace cada vez más difícil controlarlas como fuentes confiables, debido a los avances  de la tecnología, que cambia constantemente.